Cruz Vázquez Rouco

NACÍ GARABATEANDO… Y SOÑANDO

Nací garabateando, con el alma cogida por formas, colores, acordes y palabras inventadas; alimentada por sueños anudados al hilo de un globo que me lleva…

He oído susurrar mi corazón de loba, al que he dado más de un puntapié…, pero gracias a Dios, siempre regresa y me recuerda que crear es y será una necesidad intrínseca que sale de las entrañas.

A menudo, he guardado esa necesidad dentro de una botella, porque había necesidades más importantes, más coherentes, más, más…. Y ocurrió que me colé con mi necesidad dentro de ella, embotellándome a mí misma; pero las burbujas siempre amenazan con disparar indiscriminadamente, de hecho siempre lo hacen, y si el tapón está muy encajado lo hacen hacia dentro. Muy mal asunto.

Cierto día, de tantas sacudidas y algunos malos asuntos, el tapón salió lanzado, y el alma de la niña que garabateaba se liberó viniendo a mí, ofreciéndome 11 preciadas palabras para que jugase con ellas al juego de la vida. Estas son las 11, pero sé que hay más por descubrir… el juego no ha terminado.

Alegrarte

Acicalarte

Amarte

Abrazarte

Cuidarte

Desenredarte

Desenmascararte

Enamorarte

Expresarte

Reencontrarte

Zarandearte

Y en todas ellas coinciden las cuatro últimas letras de su última pARTE.